Saltar al contenido

Cobaya Skinny

La cobaya Skinny es sin duda la raza de conejo de indias más peculiar que existe. Y es que este roedor no tiene pelo, es calva, o como mucho tiene algo de pelusilla en algunas partes del cuerpo.

Si tienes algún tipo de alergia y estás pensando comprar una cobaya, esta es perfecta para personas que tienen reacciones alérgicas a los pelos. Aunque esta característica hace que requiera algunos cuidados superiores a otras. Conozcamos la Skinny en más profundidad.

Origen del cuyo Skinny

El conejo de indias Skinny no es natural. Lo que quiere decir que es una raza elaborada por el hombre desde un laboratorio científico manipulando el transcurso natural de este animal.

Esto fue logrado en 1978 en un instituto de Canadá, consiguiendo una mutación genética mezclando una rata de laboratorio sin pelo y una cobaya corriente con pelo. El resultado fue la denominada cobaya Skinny, seguramente una raza creada para investigar con ella.

Características de la cobaya Skinny sin pelo

Su principal característica es sin duda la carencia de pelo de este cuyo. Sin embargo, no es totalmente calvo, ya que tiene pelusilla en el hocico y pies. Algunos presentan algo de pelo en su lomo, pero es raro de ver. Se parecen mucho a un cerdo blanco.

Otra característica del conejo de indias Skinny es la cantidad de arrugas que presenta su piel. Seguramente el resto de cobayas también las tengas, pero al tener pelo no se les ve. Estas arrugas recuerdan a la raza de perro Sharpei, que destacan en piernas y cuello.

Skinny significa delgado en inglés, adjetivo que identifica a este roedor sin vello que tiene una apariencia más flaca que otras razas con pelo.

Los colores de su piel pueden ser variados, desde un solo color, bicolor y hasta 3 colores. Varía del blanco-rosado, marrón y negro, junto a todas sus variantes y tonalidades.

Su tamaño es de aspecto más pequeño que las cobayas con pelo. Dependiendo de si es hembra o macho medirá más o menos. Igual que su peso varía según el sexo.

Carácter de la cobaya calva Skinny

La cuya Skinny es un roedor bastante activo y enérgico. Suelen estar en movimiento más que el resto de conejos de indias y les encanta quemar energía corriendo y moviéndose activamente. Son muy inquietas.

Las cobayas Skinny como el resto son razas cariñosas. Que no tenga pelo no significa que sean diferentes a las demás. Les encanta recibir atención y cariño por parte de los seres humanos y sobre todo de sus dueños. Son un poco asustadizas ante desconocidos al principio.

Cuánto vive una cobaya Skinny

Pues un conejillo de indias Skinny vive el mismo tiempo que cualquier otra cobaya de media, es decir, entre 6 y 8 años. Esto dependerá de mil factores como la salud, cuidados, alimentación, etc., pero la media está en esa franja.

Precio medio del conejo de indias sin pelo Skinny

Cómo siempre digo. Depende de la zona o el país en el que vivas. Los castellano parlantes vivimos en países muy diferentes y separados. Cómo es lógico no costará igual una ccobaya sin pelo Skinny en México que en España.

En mi país, España, el coste de la cuya calva Skinny está en torno a 30-50 euros. Eso sí es una raza que no es fácil de conseguir en las tiendas de animales. Por lo menos en mi región, hay que mandarlas a pedir y esto encarece un poco más el precio.

Cuidados de la cobaya Skinny

Cierto es que esta raza calva de cobaya no requiere cuidado alguno de cepillar su pelo. No tendrás problemas con la acumulación de suciedad o la creación de nudos en su pelo.

Sin embargo, al no tener pelo como nosotros los humanos, los cuidados de la piel deben ser mayores. Primero debes proteger a tu mascota de los rayos del sol y evitar ponerlo en una zona donde el sol incida directamente porque su piel se quemará. Por otro lado, debes hidratar bien su piel ya que al no tener pelo esta es mucho más sensible que si tuviera.

Además, debes prestar especial atención a la temperatura externa. La cobaya Skinny sin pelo es más propensa a pasar frío que una con pelo, por lo que recomendamos tener una temperatura ideal en tu casa o acercarla a una fuente de calor como chimenea o radiador. Igualmente coloca mantas o accesorios como casetas con de lana o pelos para que se resguarden del frío.

El resto de cuidados son los mismo que al resto de razas, es decir, mantener una buena limpieza del animal con un trapo húmedo y limpieza mínimo semanal de la jaula, incentivar para que haga ejercicio tanto fuera de la jaula como dentro con una rueda, darle atención y cariño y por último, la alimentación que analizaremos más a fondo a continuación.

Alimentación e hidratación

La raza Skinny no requiere de una alimentación o hidratación especial frente al resto de razas. Lo primero que siempre recordamos es ir a una tienda de animales o a tu veterinario de confianza y comprar una comida de pellet o pienso para cobayas de calidad que cubra los nutrientes que requiera.

Cómo complemento y porque les encanta, recomendamos añadir a la jaula tanto heno, que huele muy bien, como alfalfa. También debemos acompañar a su dieta piezas de fruta, verduras y hortalizas frescas. No ofrecer recién sacadas de la nevera o frías, sino a temperatura ambiente. Esto les dará el empuje de nutrientes, vitaminas y fibras que carece el pienso.

Por último y a pesar de que la fruta hidrata, es necesario poner o un cuenco con agua o un dispensador de botella para que el animal beba agua cuando lo necesite. Cambiar el agua a menudo para que esta esté fresca y limpia de posibles bacterias.

Fotos de la Skinny

A continuación verás algunas imágenes de la cobaya Skinny calva, que podrás ampliar haciendo clic y descargar si lo deseas.